Tratamiento quiropráctico niños

El desarrollo completo de la espina dorsal de un niño no ocurre hasta que es un joven adulto, quizá hasta que cumpla los 25 años. Hasta entonces, pero especialmente hasta el final del período de crecimiento rápido (15 a 19 años), su espina está muy expuesta a un desarrollo anormal.
El examen y cuidado de su quiropráctico, con periódicos tratamientos del sistema nervio-músculo-espinal, no debe ser descuidado.


SEÑALES DE ADVERTENCIA


Así como se puede tener caries en la dentadura y no saberlo, también se puede tener subluxación de la columna vertebral sin saberlo.
Por este motivo, se recomienda que a los niños se les haga exámenes periódicos de la columna vertebral. Sin embargo, hay ciertas señales de advertencia que pueden ser indicación de que la columna vertebral está desalineada, y son las siguientes:

-Una cadera más alta
-Una pierna parece más corta
-Omoplatos sobresalientes
-Un pie torcido, hacia adentro o hacia afuera
-Dolores de las articulaciones
-Hiperactivo
-Inclinación de la nuca
-Huesos ruidosos
-Un hombro más alto
-Agitado, nervioso
-Caerse a menudo


¿CUIDADO QUIROPRÁCTICO PARA MI HIJO? ¿POR QUÉ NO LE DUELE LA ESPALDA?

Con cuánta frecuencia los Quiroprácticos han oído decir eso a los padres que aprecian la importancia de hacer revisiones periódicas de la dentadura, oídos, ojos, nariz y garganta a sus hijos, pero que cuando se trata de un examen de columna vertebral, creen que no es preciso.
El examen de la columna vertebral de su hijo, podría ser uno de los exámenes más importantes de su vida. La columna vertebral es la línea de vida del cuerpo porque dentro está la médula espinal, que contiene miles de millones de fibras nerviosas que llegan a todas las partes del cuerpo, enviando mensajes y energía desde el cerebro que regulan la salud de su hijo.
Si cualquier nervio se bloquea o sufre daño a lo largo de la médula espinal provoca un desequilibrio. Este desequilibrio lleva al debilitamiento generalizado del cuerpo (de su hijo), menor resistencia a las enfermedades y es el principal causante del mal funcionamiento del cuerpo y de las enfermedades.
La mayoría de los bloqueos del nervio en la columna vertebral son causados por pequeñísimas desalineaciones de las vértebras de la espina dorsal. Estas desalineaciones se denominan subluxaciones vertebrales.


LA NIÑEZ

A medida que el niño crece y es más activo, su cuerpo en un sólo día, puede recibir más presión que muchos adultos en un año. Topetazos, saltos, contorsiones, caídas, etc. Constantemente someten a su espina, que está en estado de crecimiento, a posibles daños que a veces pueden resultar serios, y muchas veces sin notarlo al principio.
Perturba pensar que un posible daño a la espina dorsal, que “alberga” el sistema nervioso del cuerpo, pone en peligro la entera salud del niño. Hay un gran número de problemas de salud en niños y adultos que se originan en los “comunes” accidentes de la niñez.

Algunas de las muchas enfermedades más comunes de los niños a las que se pone remedio notablemente con la Quiropráctica son:

-Fiebre - Escoliosis - Estreñimiento - Debilidad o fatiga - Irritabilidad - Dolor de hombros
-Dolor de estómago - Articulaciones dolorosas - Dolor de cabeza - Bronquitis - Sinusitis - Dolores de nuca
-Mala concentración - Pérdida de tacto - Mala postura en la cama - Enfermedades de la piel - Dolor de caderas, piernas y pies
-Dolor de brazos y manos - Pérdida de oído - Nerviosismo - Problemas de ojos - Infección de oídos - Resfriados frecuentes
-Dolores de espalda - Asma y tos - Mala coordinación.