Tratamiento latigazo

El latigazo no es una enfermedad como la artritis o la hipertensión de la sangre, sino una descripción de cómo ha ocurrido una lesión. Cuando una persona sufre una lesión de latigazo lo que se dice es que la espina cervical, normalmente el cuello, ha sido lanzada de cierta manera.


MECANISMO DEL LATIGAZO


El latigazo ocurre cuando, inesperada y repentinamente, la cabeza y el cuello son lanzados muy rápidamente en una dirección y después rebotan en la dirección opuesta. Podría decirse que la cabeza es “latigueada” sobre el cuello. Es una lesión causada por impacto en la parte trasera de un automóvil, la primera cosa que sucede es que el cuerpo es lanzado hacia delante, pero la cabeza es lanzada hacia atrás, y el cuello se extiende excesivamente. El latigazo puede resultar también a causa del paso repentino de un automóvil en el que el cuerpo permanece totalmente en su lugar, pero la cabeza y el cuello son lanzados hacia delante en hiperflexión.


GRADOS DEL LATIGAZO


En la gran mayoría de las lesiones del latigazo el daño se encuentra en los ligamentos, tendones, músculos de la nuca y en el alineamiento vertebral. Cuando se desalinean las vértebras, los nervios que pasan entre ellas pueden quedar obstaculizados u “oprimidos”. Esto puede ocurrirle también a la médula espinal en grados diversos causando presión en ella. A esta situación se le llama subluxación vertebral. Muchas autoridades en la materia creen que las subluxaciones vertebrales son el problema principal de la mayoría de las lesiones del latigazo.
* La lesión del tipo latigazo no sucede únicamente en accidentes de automóvil. Puede suceder como resultado de fuerzas repentinas contra el cuerpo, tales como las de deportes en los que hay contacto físico directo, como el fútbol americano y el fútbol corriente, o en el boxeo, caídas, trauma directo en el cráneo o hasta un estornudo repentino.


SÍNTOMAS DEL LATIGAZO


Estos síntomas pueden empezar con dolor o rigidez en el cuello y tal vez con dolores de cabeza inmediatamente a las pocas horas del accidente. Junto a estos síntomas, puede haber dolor y/o tumefacción y hormigueo, o sensación de pinchazos de alfileres y agujas entre los omoplatos, brazos y manos. Algunas personas pueden sufrir tintineo en los oídos o mareo, o hasta pérdida de audición. Algunas veces, pueden quedar afectados los ojos y puede haber dolor detrás de las pupilas, vista borrosa, sensibilidad ante la luz u otros síntomas visuales. Ocasionalmente puede haber lagrimeo y rinorrea. Con frecuencia, un accidente que comprenda un sacudón violento de la cabeza puede causar conmoción cerebral, aún cuando la cabeza no se golpee contra el automóvil. Se sufre una conmoción cerebral cuando se sacude el cerebro dentro de la cabeza. Puede haber dolor de cabeza, inquietud, irritabilidad, insomnio, malhumor, depresión y ataques de nervios que pueden durar horas o días, después del accidente.


LATIGAZO ANTIGUO


Algunas personas pueden haber sufrido un latigazo en el pasado pero ahora se sienten muy bien, ¿necesitan ir a consultar a un Quiropráctico? Sí. Los médicos pueden haber enviado a una persona a casa después de haberle tomado radiografías y no encontrar nada fracturado, y todavía la columna vertebral puede estar sin sanar estructuralmente. Muchas veces se desarrolla artrosis o se presentan problemas en el cuello o en otras partes de la columna años después de un accidente porque nunca se hizo que un Quiropráctico examinara y ajustara la columna vertebral. La lesión del latigazo es ejemplo dramático de un tipo de subluxación vertebral, el tipo causado por un accidente o trauma, o por un gran esfuerzo, que ocurra repentinamente. Las subluxaciones también pueden ser causadas por esfuerzos emocionales y tensiones que se acumulan lentamente día a día. A esto se le puede llamar micro trauma. El examen quiropráctico comprende con frecuencia una explicación de los hábitos personales y de cualquier lesión, caída, accidente o situación que pueda contribuir a las subluxaciones. Hasta muchos arreglos dentales pueden causar daño a la columna vertebral y desalinear el cuello o el cráneo.


¿CUIDADO MÉDICO?


La persona que haya tenido un accidente, debe cerciorarse primero de que no se trate de una situación de emergencia en que peligre su vida y que no haya huesos quebrados, vasos sanguíneos rotos, ni hemorragia, ni pérdida de electrolitos de la sangre, ni daño en los órganos internos, ni contusiones graves, ni abrasiones, ni choque, ni algo semejante. Ésta es la especialidad de la profesión médica que realiza algo de su mejor labor, cuando se trata sobre traumas o lesiones por accidentes. Se debe poner énfasis en que los Quiroprácticos no están en contra del cuidado médico racional y lógico, y ante situaciones de vida o muerte tal como la de un accidente de automóvil, el arte de la reparación médica puede ser el tratamiento que se ha de escoger.
Sin embargo, en la mayoría de los accidentes el cuidado médico es deficiente. A un paciente que haya sufrido una lesión de latigazo, se le suministra con frecuencia poca cosa más que calmantes, y posiblemente un sedativo o un relajante muscular.
Estos medicamentos serán el tratamiento para los síntomas del malestar y le darán alivio al paciente, pero no curan el mal. Sin embargo, con demasiada frecuencia, muchas personas que han sufrido una lesión de latigazo, hacen poco más que vivir tomando calmantes, relajantes musculares y terapias diversas incluida la cirugía. Necesitan saber que en muchos casos una consulta con el Quiropráctico, puede eliminar el problema totalmente con rapidez, sin medicinas, ni cirugía y con seguridad.


CUIDADO QUIROPRÁCTICO PARA LAS VÍCTIMAS DEL LATIGAZO


Cualquier clase de accidente o trauma puede causar subluxaciones de la columna vertebral (y lo hace generalmente). En otras palabras, las vértebras se hallan fuera de su alineamiento apropiado y están “oprimiendo” o, más precisamente, “obstaculizando” o estorbando los nervios. Con frecuencia éste es un estado sin dolor, pero en las lesiones del tipo latigazo en el cuello, las vértebras desalineadas son a menudo muy dolorosas a causa de la anatomía del cuello. No hay cantidad posible de calmantes, relajantes musculares, sedativos o terapia física que puedan volver a alinear las vértebras y quitar la presión del sistema nervioso del sistema esquelético. Lo que se necesita es el arte Quiropráctico: ajuste de la columna vertebral que vuelve a alinearla sin peligro y fácilmente.