Dolor de cabeza

Uno de los padecimientos más comunes en todas las edades es el dolor de cabeza. Algunos dolores de cabeza son pasajeros, causados por un día de mucho trabajo, etc. Otros, sin embargo, son más duraderos y estos son a los que hay que prestar atención, ya que indican que existe un problema en el organismo. Una vez que se encuentre la causa de estos dolores de cabeza, lo normal es que puedan ser tratados por la Quiropráctica.
Hay muchos tipos de dolor de cabeza incluyendo tensión, nerviosismo, sinusitis y migraña. Sus efectos pueden notarse en cualquier zona de la cabeza; puede que sean localizados por ejemplo en las sienes, sobre un ojo o por toda la cabeza. El dolor puede variar también en su intensidad, duración y frecuencia.
Dentro de los varios tipos de dolor de cabeza, los producidos por la tensión son los más comunes. La tensión puede ser producida por el estrés, la ansiedad y el exceso de trabajo. Este tipo de dolor de cabeza se produce a consecuencia de unas contracciones musculares en el cuello, particularmente en la nuca. Al aumentar la tensión muscular se producen molestias en el mismo cuello y también en la espalda o la cabeza, normalmente en la frente, las sienes o por encima o detrás de los ojos.
Un dolor de cabeza comienza con una sensación de tirantez o presión que generalmente se identifica como la primera indicación de molestias posteriores. Algunas personas padecen todos estos síntomas y otros sólo uno o dos.


¿QUÉ CAUSA LA TENSIÓN?


Cuando los dolores de cabeza son fuertes y frecuentes, a menudo existe una concentración continua en la parte superior de la espalda o en el cuello.
Justo debajo de la nuca hay dos articulaciones pequeñas que sujetan la cabeza, cualquier distorsión o agarrotamiento en estas articulaciones puede significar que los músculos están contraídos para mantener el equilibrio de la cabeza.
Normalmente, las articulaciones en la parte superior del cuello permiten más movimiento que otras y por lo tanto tienen más facilidad para dañarse. Los músculos de alrededor tienen mucha facilidad para entrar en espasmo creando dolor de cabeza por tensión.
Las articulaciones del cuello, dada su particularidad, a menudo sufren a consecuencia de problemas producidos por caídas, golpes, lesiones del tipo “latigazo”, mala postura y tensión nerviosa.
La falta de movilidad en otras zonas de la columna puede afectar al cuello. La cabeza y los ojos mantienen el equilibrio gracias a las articulaciones y los músculos en la parte superior del cuello; estos mismos músculos y articulaciones, también tienen que compensar los problemas existentes en la parte inferior de la espalda.
Si existe un problema en la zona dorsal o lumbar, a consecuencia, puede que aumente la tensión muscular en el cuello que, a su vez, puede producir dolores de cabeza.


MIGRAÑA


Una migraña se produce a consecuencia de una contracción de los vasos sanguíneos de la cabeza, produciendo disturbios visuales. La dilatación posterior de estos vasos es lo que produce el dolor.
En algunos casos, la causa puede encontrarse en un disturbio espinal que afecta la parte del sistema nervioso que controla la función de los vasos sanguíneos.
Hay muchos tipos de migrañas o jaquecas. Algunos producen un dolor punzante localizado en un lado de la cabeza y por lo general es agravado por la luz, frecuentemente va acompañado de náuseas y vómitos.
Este tipo de dolor a veces empieza con disturbios visuales, como luces destelleantes o puntitos delante de los ojos. Es bastante común que las migrañas sean hereditarias.
Muchas mujeres las padecen durante la menstruación. Las estadísticas demuestran que la migraña es más frecuente durante un fin de semana, especialmente a primera hora de la mañana y hay varios alimentos que pueden activarlos por ejemplo el queso, el chocolate y el vino.
El tratamiento Quiropráctico ajusta la zona de la columna que está causando el disturbio en el sistema nervioso para que así se alivie el dolor.


¿CÓMO EVITAR LOS DOLORES DE CABEZA?


Su Quiropráctico podrá aconsejarle acerca de su caso particular.

A continuación, anotamos unos consejos para evitar los dolores de cabeza.

  1.  Si su dolor se relaciona con algún alimento, evite estos ya que incluso pequeñas cantidades pueden causar síntomas.
  2.  Para una condición relacionada con el estrés, es esencial que haga ejercicio regularmente.
  3. Si su dolor se agrava por sus condiciones laborales, intente mejorar la situación. El trabajo de una mecanógrafa o similar puede producir este tipo de molestias. Por lo tanto, es recomendable que tome unos minutos de descanso cada hora para descansar la vista y la tensión muscular en los hombros.
  4. Evite usar demasiadas almohadas cuando duerma o utilice una almohada cervical. La mala postura de dormir boca abajo es una causa común de dolores de cabeza.
  5. No se siente en sitios donde hay una corriente de aire, ni conduzca con la ventanilla abierta, especialmente en verano.
  6. Un masaje dado por manos inexpertas puede a veces agravar la situación, así que es preferible no hacerlo y acudir a un especialista.